David Smolansky: Los alcaldes peruanos deben integrar a los venezolanos

El representante ante la OEA por el Gobierno Juan Guaidó, sugiere que a todos los venezolanos en este país se le debe dar el estatus de refugiado.


Debido a la sensible situación que viven los migrantes venezolanos en el Perú y otras naciones, David Smolansky, representante del Gobierno (I) ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y el ex alcalde del municipio caraqueño del Hatillo, considera que las autoridades municipales de Lima y otras provincias son los que deberían «proteger, atender e integrar a los migrantes venezolanos».

Durante el conversatorio Crisis Migratoria Venezolana: Respuesta Internacional y Articulación Regional, organizado por la firma Equilibrium Cende, Smolansky recuerda que el alcalde es la primera autoridad que se tropieza con un desplazado o un migrante, «no es un ministro o un presidente».

«Es importante que los alcaldes asuman con responsabilidad el tema y empiecen a gestionar acciones para ofrecer mejoras a los migrantes venezolanos ya que hasta ahora no se ha visto», dijo.

El representante de Juan Guaidó define el éxodo venezolano como la peor crisis de migrantes de América Latina y el Caribe en los últimos años, y mostró su preocupación por la falta de estatus de refugiado al venezolano.  

«El venezolano debe ser reconocido como refugiado ya que no es un migrante económico, así lo establece la declaración de Cartagena», explica.

Smolansky comparó la situación con las de México y Brasil donde actualmente los venezolanos están más integrados al sector educativo y a los mercados de trabajo. Igualmente pasa en Chile y Bolivia donde los procesos migratorios son más eficaces.

A partir de este lunes parte de los 480 mil venezolanos en Perú con solicitudes de refugio podrán nuevamente retomar el proceso con la apertura de la citas online.

Se espera que las próximas semanas la Comisión Nacional de Refugiados en el Perú anuncie la nueva plataforma que ayudará a los solicitantes a tener entrevistas y poder avanzar en este largo procedimiento que termina con el estatus de refugiado aprobado por el Estado peruano