Llegan a Paraguay restos del fiscal asesinado en Colombia

Marcelo Pecci era un fiscal especializado contra el crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Unos sicarios lo atacaron en una playa de Cartagena, donde disfrutaba su luna de miel


RFI – El cuerpo de Marcelo Pecci, el fiscal paraguayo antidrogas asesinado por sicarios en Colombia el pasado martes, arribó antes del amanecer del sábado a Asunción trasladado en vuelo comercial desde Cartagena de Indias. La investigación mientras continúa y apunta a que alguien siguió a Marcelo Pecci desde Paraguay en su luna de miel. Las autoridades ofrecen una recompensa equivalente a unos 488.000 dólares por información que permita la captura de los asesinos

El féretro fue recibido por autoridades nacionales en el espigón presidencial del aeropuerto internacional «Silvio Pettirossi» de la capital paraguaya a las 05H10 de la mañana (09H10 GMT) y luego trasladado al salón velatorio perteneciente a una empresa fúnebre local.

Pecci era un fiscal especializado contra el crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Su esposa, Claudia Aguilera, una periodista de televisión y testigo del crimen en una playa de la isla Barú, en el Caribe colombiano y cerca de Cartagena, había regresado el jueves a la capital paraguaya.

La pareja disfrutaba de su luna de miel -se casaron el 30 de abril- cuando se produjo el ataque que acabó con el asesinato del fiscal en plena playa frente al mar. La mujer dijo que esperaban un hijo.