Aquí no dejan a los venezolanos ser mototaxistas

Los ciudadanos venezolanos y otros extranjeros han encontrado en el servicio de mototaxi una fuente de ingresos rápida. Ahora en ciudades tan importantes como Puerto Maldonado, no podrán trabajar por esta ordenanza municipal de la provincia de Tambopata


En la toda la provincia peruana de Tambopata, muy cerca de la triple frontera que comparte Perú con Bolivia y Brasil, se ha prohibido que los extranjeros puedan trabajar ofreciendo servicio de mototaxi.

De acuerdo con una ordenanza municipal, «los ciudadanos extranjeros quedan restringidos de prestar el servicio de transporte público especial de pasajeros en vehículos menores Motorizados y no motorizados».

Además, la polémica normativa establece que se desafiliarán a quienes estén debidamente adheridos en las asociaciones de transporte.


¿Las razones?

Según lo escrito en la ordenanza, «la coyuntura social» que se vive en la zona por la delincuencia y el «clamor popular», obligó a se tomó la medida.

“Por la coyuntura social que se vive tanto en el ámbito local y nacional referente a que la población en general vienen siendo víctimas de delitos contra el patrimonio, la vida, el cuerpo y la salud, delitos contra la seguridad pública y otros en sus diferentes modalidades realizados en su gran mayoría en vehículos menores por parte de personas inescrupulosas en su mayoría de nacionalidad extranjera, motivo por el cual y recogiendo el clamor popular”, se extraer de la disposición de la ordenanza.


El Mototaxi es una necesidad

Generalmente en Puerto Maldonado, la ciudad más importante del la zona, uno de los medios de transporte más usados es la moto lineal y el Tuk Tuk (torito). En ambos se ofrece el servicio por la necesidad de movilidad en la población.

Además, la mayoría de esos vehículos motorizados son alquilados por residentes de la zona. Por lo tanto, al ser una fuente rápida de ingresos, muchos extranjeros decidieron ofrecerse.

Condena de la Defensoria

Guimo Loaiza Muñoz, jefe de la Oficina de la Defensoría del Pueblo en esa región, la disposición es discriminatoria y va contra la Constitución del Perú.

“La constitución señala claramente que toda persona es igual ante la ley y no ser objeto de discriminación por diversos motivos, uno de ellos por nacionalidad u origen. En esta ordenanza se está discriminando por su origen a los extranjeros”, dijo.

Además, ha pedido a los dirigentes de los transportistas no apoyar esta norma. La ciudad peruana que prohibió a los venezolanos ser mototaxistas