ACNUR explica qué falta para aprobar la residencia humanitaria

La oficina de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) es uno de los aliados de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para impulsar el proceso de regularización migratoria de venezolanos en el Perú.

Específicamente, lo hace en el otorgamiento de la Residencia Humanitaria, una calidad migratoria que en diciembre 2020 fue anunciada para los venezolanos solicitantes de refugio en el Perú, que a la fecha suman más de 530.000.

Esta calidad le da un carnet de extranjería a ese gran grupo de venezolanos sin pagar el costo de trámite, multa por exceso de permanencia, ni antecedentes policiales, penales y judiciales. Sin duda, toda una solución para esta masa de venezolanos que tienen más de dos años esperando por una aprobación de asilo por parte del Estado peruano.

Sin embargo, en mayo Jorge Baca, representante de la OIM en el Perú daba la mala noticia que se retrasaba por «algunos requerimientos internos».



¿Cuáles son esos requerimientos?

El representante de ACNUR en el Perú, Federico Agustí, explicó que se trata de un marco normativo. Este es necesario para el Estado peruano antes de aprobar esta residencia.

De acuerdo a los dicho en una entrevista a Capsula MIgrante, la residencia humanitaria está en la ley peruana desde hace mucho tiempo, pero nunca se había implementado. Ahora con la llegada de una gran masa de población venezolana es que se está considerando.

«La residencia humanitaria ha estado contemplada en la reglamentación migratoria y es la única calidad que emite la Cancillería Peruana. Sin embargo, como era un instrumento que no se utilizaba, entonces estamos trabajando con las autoridades para encontrar el marco normativo», explicó.

Agusti asegura que hay «voluntad política» de parte de las autoridades peruanas. Ellas están dispuestas a «apoyar algún mecanismo que sea eficiente y rápido para poder documentar a muchos de los solicitantes de refugio».

Sin embargo, cada día son más los venezolanos que quieren optar por esta residencia,. Especialmente, aquellos solicitantes que no tienen los medios económicos para aplicar al Carnet de Permiso Temporal de Permanencia (CPP) y menos para pagar una multa por exceso de permanencia, la cuales están oscilando entre los S./1000 y S./2000 (más de $500 dólares).

Agusti no dio fecha del inicio de la entrega de la residencia humanitaria, solo asomó que será «muy pronto».