El ente informó lo que sucederá con aquellos venezolanos que no participaron en la regularización migratoria. Este proceso permite tramitar el CPP o poderse al día con sus documentos migratorios


La Superintendencia Nacional de Migraciones detalló las acciones que tomará con aquellos extranjeros que no participen en la regularización migratoria que se lleva a cabo en el Perú.

En una entrevista con la cadena Exitosa, la líder del ente, Roxana del Águila, explicó que una vez terminado el periodo de 180 días establecido, «nosotros ya podemos proceder a sancionar».

Hasta el 5 de enero de 2022 los ciudadanos extranjeros en Perú, es especial los venezolanos que estén en una situación migratoria irregular, deberán tramitar el Carnet de Permiso Temporal de Permanencia (CPP).

Este documento otorga un estatus legal al ciudadano, sin importar el modo en el que ingresó a la nación. El Gobierno peruano con este proceso busca tener identificados a lo más de 300.000 venezolanos que habrían entrado por pasos no habilitados desde 2018.

«Aquellos ciudadanos que a pesar de todos estos beneficios no cumplan con las regulaciones del Estado peruano, podríamos proceder a sancionarlos y entregar las disposiciones al Ministerio del Interior. A través de la Policía Nacional puedan ejecutar las expulsiones», dijo la superintendenta.


Primeros expulsados de 2021

Este sábado 2 de septiembre se llevará a cabo la primera expulsión en dos años de venezolanos vía aérea. Un avión de la Fuerza Armada los llevará a Venezuela, luego de una coordinación entre ambas naciones.

Dentro del grupo se encuentran ciudadanos que han cometidos delitos y personas que están en una situación migratoria irregular, especialmente por dar información falsa al Estado peruano durante su permanencia en este país.

Desde 2018 Migraciones ha emitido 6.677 órdenes de salida del país a ciudadanos venezolanos. Más de la mitad (3908) se han emitido en 2021. Sin embargo, estas no se han podido ejecutar por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP. Esto debido a las restricciones en las fronteras y la falta de coordinación para vuelos hacia Venezuela.