Jugadores explican lo que verdaderamente paralizó el softball venezolano en la Costa Verde

Los jugadores de las ligas que actualmente disputan un torneo de softball en la Costa Verde, explican las razones que las municipalidades dieron para que se suspendiera la actividad que por tres años se venía realizando sin problemas en la explanada.


La municipalidad de Magdalena del Mar, al oeste de Lima, ha interrumpido este domingo la continuidad de la práctica de Softball aficionado que se llevaba a cabo en la explanada de la Costa Verde.

Este terreno sin cercas ni tribunas, sin dogout ni engramado, fue convertido poco a poco en un campo improvisado desde hace un poco más de tres años por migrantes. Ellos querían disfrutar nuevamente de partidas de alto nivel de este deporte tan popular en Venezuela.

Los jugadores que se unían llegaron a ser tantos que decidieron crear una liga, bastante organizada, de acuerdo con los peloteros que la integran. Cada domingo los equipos competían entre sí bien temprano por la mañana en estos espacios.

«Jamás se había presentado un problema y Serenazgo pasaba por allí y no decía nada y todo tranquilo», comenta a Rostros Venezolanos Isidro Ávila, uno de los jugadores. De acuerdo con su versión, los problemas empezaron luego que el torneo viera obligado a ampliarse por la popularidad que generó dentro de la comunidad y eso trajo a más personas de otras zonas de Lima.

Además, la aglomeración de aficionados sedujo a vendedores ambulantes y algunas personas que acompañaban a los jugadores también ingerían licor escuchando música con alto volumen. Esto perturbaba, de acuerdo a la Municipalidad del distrito a los vecinos y ciudadanos que cada domingo aprovechan la vía cerraba de una de las autopistas principales de Lima para manejar bicicletas, trotar o caminar.




Los peruanos también se unieron a disputar el trofeo

Existen dos ligas: Veneperu y Rafael Vargas, estas se disputan en dos terrenos que justamente se ubican en la frontera que comparten los distritos de San Miguel y Magdalena. El torneo se amplió a 16 equipos y se crearon tres categorías, 4 de esas novenas son peruanas. De hecho, el delegado o representante de todos estos jugadores es nacido en Perú, y es el enlace con las municipalidades para que la actividad se mantenga en el lugar.

En un audio dirigido a todos los jugadores, Cristian Ardiles explica el problema con la Municipalidad de Magdalena respecto a los permisos para practicar en el lugar, que empezaron a solicitarse luego de las quejas de vecinos por la bulla y la ingesta de alcohol.


Como lo dice en el audio, Ardiles aclara que el Municipio de Magdalena nunca ha dicho que se prohíba jugar softball. Solo pide que se tengan los permisos y que se pare el consumo de bebidas alcohólicas en los partidos para que vuelva la actividad. La pregunta es cuánto va a durar su aprobación, ya que el torneo deberá paralizarse hasta tener la respuesta.



En San Miguel es otro tema

El el distrito colindante el problema es que el terreno donde se juega es privado y ya hay un proyecto de construcción. Un carta dirigida a Cristian Ardiles le confirma la negativa de seguir jugando en ese espacio.

En este audio Cristian lo explica:

Esta es la carta

Nunca se ha faltado el respeto a la autoridad

Delegados y jugadores aclaran que en el tiempo que se ha practicado el softball en la zona, siempre se respetó a la autoridad y la intención de jugar con todos los permisos siempre se mantuvo.

«Nadie puede decir que allí se insultaba a policías y al serenazgo porque todo se mantenía educadamente y siempre (los jugadores) cumplíamos con las normas a cabalidad (…) todo esta muy bien organizado, cada equipo con su uniforme y bueno… ahora quedamos sin donde jugar «, expresa Isidro Ávila.

Ahora tocará esperar por el permiso que permita la vuelta del softball a la Costa Verde nuevamente. Jugadores y delegados se comprometen a evitar el desorden y la ingesta el alcohol para que solo reine la recreación y el deporte. El torneo que disputaban ambas ligan estaba en su primera ronda y los 16 equipos, incluyendo los 4 peruanos, quieren competir sin problemas por el trofeo.