17.7 C
Lima
viernes, agosto 12, 2022

Para la comunidad venezolana en Perú

InicioVenezolanos en PerúDeportesValenciano instala cancha de bolas criollas en Perú

Valenciano instala cancha de bolas criollas en Perú

-

Conoce la nueva atracción de los venezolanos que viven en la ciudad de Trujillo y cómo este valenciano logró traerse una juego de bolas criollas venezolanas a Perú

Parecía imposible, pero Alexander VIloria lo hizo realidad. Este valenciano abrió un centro recreativo venezolano en Perú para disfrutar de música tradicional, comida del llano y lo mejor de todo, disputar una partida de bolas criollas.

En la ciudad de Trujillo, a casi 600 km de Lima, este ex militar, que fue parte de la Guardia de Honor presidencial en Venezuela, resultó ser un emprendedor nato. Al llegar a Perú en 2018, decidió vender chicha venezolana en las calles de esta localidad y obtuvo muy buenos resultados.

«Me fue bien, tuve una economía buena, y mandaba mi dinero a mis hijos y a mi mamá en Venezuela», relata a Rostros Venezolanos.

Sin embargo, en 2020 decidió ir a Venezuela de visita y empezó la Pandemia. El confinamiento y la situación económica lo atrapó por completo en el país. Además, estaba en riesgo lo que había levantado aquí en Perú. Tanto, que a quien dejó encargado estaba a punto de vender los carros de chicha para tener dinero.

«Le dije a mi esposa Emily que nos fuéramos de regreso a Perú y nos vinimos a pie. Nos montamos en gandolas (trailer), pedíamos cola (aventón), dormíamos en cocheras, pero veníamos porque íbamos a perder lo que habíamos luchado aquí», cuenta Alexander.

No sólo tenían el negocio de la chicha, también el de la cachapa (tortilla de maíz amarillo) y cuando llegaron para recuperarlos, los habitantes de Trujillo que disfrutaban de sus productos, volvieron a comprarles . «Así nació esto, Don Cachapa«, dice con orgullo.

Publicidad

¿Cómo nació la idea de las bolas criollas venezolanas en Perú?

Con mucho sentimiento, este emprendedor cuenta que su idea de instalar un patio de bolas criollas en Perú nació por el amor que le tiene a este juego desde pequeño.

«Cerca de mi casa en Venezuela hay un patio de bolas. Cuando me tocó regresarme a Perú, yo me pregunté: ¿Cómo hago con mis bolas criollas? y un día se me ocurrió la idea que con Don Cachapa tenía que traerlas. Sería un atractivo para que los clientes vinieran y que nos sintiéramos a gusto en Perú», relata.

Y así fue. Un video de un grupo de venezolanos jugando bolas criollas en Perú se viralizó en las redes sociales. Rostros Venezolanos decidió averiguar quién estaba detrás de esta iniciativa y nos encontramos con un centro cultural venezolano donde los migrantes disfrutan de comida típica, música y una respectiva partida.

¿Cómo se trajo las bolas criollas desde Venezuela?

«Na’guará, gue un esfuerzo muy grande», contesta Alexander. Pues. este valenciano se las trajo a pie, en plena cuarentena y con todo lo que implicaba salir en ese momento por la frontera de Venezuela.

«Se sufrió mucho, pero logramos traerlas, para que la gente se divierta en Don cachapa», comenta. De hecho, está gestionando traerse otras. No bajo el mismo sistema anterior, sino ya compradas desde Italia, que es desde donde llegó este juego tan popular en las regiones venezolanas.

Publicidad

¿Qué son las bolas Criollas? el juego venezolano

Las bolas criollas es un juego que se practica mayormente fuera de las grandes ciudades. Los patios o canchas se ubican en casas o centros recreativos de todo el país. Generalmente, es bastante practicado en reuniones familiares o encuentros con amigos.

De hecho, existen torneos nacionales de bolas criollas muy conocidos y hasta empresas tienen sus propios equipos para enfrentarse contra otras. Por lo que convierten a este juego en una actividad se bastante pasión, habilidad y diversión.

Lo mejor de las bolas criollas es que tanto hombres y mujeres lo practican. No hay una regla de género y hay campeonatos donde la precisión del tiro de la mujer se combina con la fuerza del hombre para lograr jugadas ganadoras de campeonatos.

¿Cómo se juegan la bolas criollas venezolanas?

Las reglas son parecidas a las del curling, el juego de invierno muy practicado en los países nórdicos y de Norteamérica. Sin embargo, en las bolas criollas el objetivo no es un circulo sino es el «mingo», una pequeña bola que se lanza previamente para definir hacia donde van a desarrollarse el partido.

Dos equipos se enfrentan en un patio de tierra. Cada uno tiene cuatro bolas, un grupo de color verde y otro de color rojo. El equipo ganador es el que consiga acercar la mayor cantidad de esféricas alrededor del mingo.

Durante varias rondas se suman la cantidad de bolas del mismo color que estén cerca de este objetivo y el primer equipo en llegar a 12 es el ganador del juego.

Los equipos lo conforman normalmente un tirador de precisión, cuya habilidad principal sea la de colocar la bola lo más cerca del mingo; un tirador defensivo para colocar las bolas en lugares incómodos para el rival y dos tiradores fuertes, que son los encargados de «bochar», que no es mas que tirar con fuerza la bola para despejar de la zona las del contrario con el fin de dejar más piezas cerca del mingo para acumular más puntaje.


Artículos que te pueden interesar

«

- Anuncio pagado -

¿Quiénes Somos?

Un grupo de periodistas migrantes que trabaja nuevamente en su vocación para ser la referencia informativa de la comunidad venezolana en Perú

Contacto

  • +58 929963781
  • +1 (754) 268-0066
  • rostrosvenezolanos@gmail.com

Lo último

Castillo anuncia plan «Retorno a su país» para la expulsión de venezolanos en Perú

Castillo dijo que coordina con la embajada de Venezuela...

SAIME pide calma a quienes esperan por pasaporte venezolano

El ente dijo que las citas para el pasaporte...
[tds_leads title_text="Recibe nuestras noticias" input_placeholder="Correo electrónico" btn_horiz_align="content-horiz-center" pp_checkbox="yes" pp_msg="TGUlQzMlQUQlMjBsYXMlMjAlMjAlM0NhJTIwaHJlZiUzRCUyMiUyMyUyMiUzRXBvbCVDMyVBRHRpY2FzJTIwZGUlMjBwcml2YWNpZGFkJTNDJTJGYSUzRS4=" f_title_font_family="653" f_title_font_size="eyJhbGwiOiIyNCIsInBvcnRyYWl0IjoiMjAiLCJsYW5kc2NhcGUiOiIyMiJ9" f_title_font_line_height="1" f_title_font_weight="700" f_title_font_spacing="-1" msg_composer="" display="column" gap="10" input_padd="eyJhbGwiOiIxNXB4IDEwcHgiLCJsYW5kc2NhcGUiOiIxMnB4IDhweCIsInBvcnRyYWl0IjoiMTBweCA2cHgifQ==" input_border="1" btn_text="Lo quiero" btn_tdicon="tdc-font-tdmp tdc-font-tdmp-arrow-right" btn_icon_size="eyJhbGwiOiIxOSIsImxhbmRzY2FwZSI6IjE3IiwicG9ydHJhaXQiOiIxNSJ9" btn_icon_space="eyJhbGwiOiI1IiwicG9ydHJhaXQiOiIzIn0=" btn_radius="3" input_radius="3" f_msg_font_family="653" f_msg_font_size="eyJhbGwiOiIxMyIsInBvcnRyYWl0IjoiMTIifQ==" f_msg_font_weight="600" f_msg_font_line_height="1.4" f_input_font_family="653" f_input_font_size="eyJhbGwiOiIxNCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjEzIiwicG9ydHJhaXQiOiIxMiJ9" f_input_font_line_height="1.2" f_btn_font_family="653" f_input_font_weight="500" f_btn_font_size="eyJhbGwiOiIxMyIsImxhbmRzY2FwZSI6IjEyIiwicG9ydHJhaXQiOiIxMSJ9" f_btn_font_line_height="1.2" f_btn_font_weight="700" f_pp_font_family="653" f_pp_font_size="eyJhbGwiOiIxMyIsImxhbmRzY2FwZSI6IjEyIiwicG9ydHJhaXQiOiIxMSJ9" f_pp_font_line_height="1.2" pp_check_color="#000000" pp_check_color_a="#ec3535" pp_check_color_a_h="#c11f1f" f_btn_font_transform="uppercase" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLWJvdHRvbSI6IjAiLCJkaXNwbGF5IjoiIn19" msg_succ_radius="2" btn_bg="#000000" btn_bg_h="#ec3535" title_space="eyJwb3J0cmFpdCI6IjEyIiwibGFuZHNjYXBlIjoiMTQiLCJhbGwiOiIxOCJ9" msg_space="eyJsYW5kc2NhcGUiOiIwIDAgMTJweCJ9" btn_padd="eyJsYW5kc2NhcGUiOiIxMiIsInBvcnRyYWl0IjoiMTBweCJ9" msg_padd="eyJwb3J0cmFpdCI6IjZweCAxMHB4In0="]

© 2022 Rostros Venezolanos. Todos los derechos reservados. Hecho por RV producciones.