Niegan atención médica a tres niñas venezolanas en Chiclayo

Pese a estar en condiciones complicadas de salud, el personal médico no permitió la atención en tres hospitales de la ciudad ubicada en Lambayeque.


Tres niñas venezolanas que necesitaban atención médica inmediata, no pudieron ingresar a los hospitales de la ciudad de Chiclayo por no contar con afiliación al Sistema Integral de Salud (SIS).

El caso más grave es el de una niña de 7 años, que requería atención en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por presentar diabetes mellitus y deshidratación severa.

La menor necesitaba ser trasladada al Hospital Regional de Lambayeque, pero no obtuvo ingreso por no contar con carnet de extranjería para tramitar su afiliación al SIS.

Una situación similar ocurrió con una niña, de 5 años, quien ingresó al Hospital Las Mercedes por un linfoma ganglionar. El médico solicitó una biopsia pero no se realizó por no contar con el documento.

Por último, una adolescente de 15 años llegó al centro de salud de Toribia Castro, con fuertes dolores en la zona pélvica; sin embargo, se le negó la atención médica por no contar con carnet de extranjería ni SIS.

El Gobierno peruano estableció este 2020 que durante el Estado de Emergencia por Coronavirus, la atención médica debe facilitarse a los extranjeros sin importar que cuenten o no con el Carnet de extranjería, un requisito necesario para afiliarse al SIS.

Este documento se tramita a aquellos venezolanos que tengan más de un año en el Perú y tengan el Permiso Temporal de Permanencia (PTP). Sin embargo, desde el 2018 se suspendió la tramitación de este último documento por orden del Gobierno de Martín Vizcarra, por lo que más de 450 mil venezolanos al día de hoy no lo han podido obtener.

La grave situación fue denunciada por la Defensoría del pueblo peruana que demandó al Gobierno Regional de Lambayeque.

Los venezolanos deben ser «atendidos sin importar su condición migratoria y la de sus padres (…) No puede negarles la atención y debe respetar su derecho a la vida y salud protegido por la Constitución y la Convención sobre los Derechos del Niño», señala en una nota de prensa.

Para la oficina de la Defensoría del Pueblo de Lambayeque, los casos expuestos constituyen una grave vulneración al derecho a la vida, salud e integridad de las niñas, niños y adolescentes migrantes.

Se logró atenderlas

Luego de la intervención de la Defensoría ante las autoridades de salud, la institución informó que se logró «la atención inmediata de las niñas y adolescentes involucradas, en cumplimiento del Principio del Interés Superior del Niño, al considerarse además que, ellos y ellas tienen el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud».

Por ello, la institución exigió al Gobierno Regional de Lambayeque y al personal de los establecimientos de salud garantizar el acceso a los servicios de salud a las niñas, niños y adolescentes migrantes, considerando que es una obligación del Estado cumplir con ello, sin importar su nacionalidad. En ese sentido, la institución reiteró su compromiso de mantenerse atenta a esta situación, con el fin de proteger los derechos de los menores de edad extranjeros.